Wild Wild West (1999)

Wild Wild West es una comedia dirigida por Barry Sonnenfeld, director de La familia Addams y Conserje a su medida.

Jim West (Will Smith) y su compañero Artemus Gordon (Kevin Kline) se enfrentan, por encargo del presidente de los Estado Unidos, a Arliss Loveless (Kenneth Branagh) un lunático genio de la tecnología.

La película es bastante simplona. Quizá lo que la salva de ser un desastre total son Will Smith; con sus característicos humor y carisma, y Kenneth Branagh; en el papel del villano al que de vez en cuando se le ocurre algún comentario ingenioso o cómico.
Por lo demás, no hay nada que merezca especialmente la pena destacar, como mucho algunas escenas de acción en la primera mitad. Los efectos especiales no son demasiado buenos tampoco.
Teniendo en cuenta las películas que ha dirigido Sonnenfeld, ésta es de un nivel muy inferior.

En total obtuvo nueve nominaciones a los premios Razzie (de los que ganó cinco), incluyendo peor película, guión y director.


- Nota: 5'5/10








              Podéis completar la crítica con vuestros comentarios y dejar sugerencias de películas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario