Spider-Man (2002)

Spider-Man es una película de superhéroes dirigida por Sam Raimi, director de 'Entre el amor y el juego', 'Premonición (The Gift)' y 'Oz: Un mundo de fantasía'. Está basada en el cómic homónimo de Marvel creado por Stan Lee y Steve Ditko.

Peter Parker (Tobey Maguire) es un inteligente adolescente marginado, que vive con sus tíos Ben y May.
Durante una excursión a la empresa de fábrica de armas Oscorp, Peter es picado por una araña genéticamente modificada. Debido a la picadura, Peter adquiere superpoderes, que tendrá que aprender a dominar, y a usarlos para el bien común.

El protagonista está muy bien acompañado por Kirsten Dunst, un estupendo James Franco, y el inimitable Willem Dafoe.
Tobey Maguire realiza un gran trabajo con su interpretación; su personaje es vulnerable, joven e inexperto, y ha pasado por una serie de traumas que dejan huella, y eso el actor lo sabe plasmar a la perfección.

Los efectos especiales hoy se han quedado obsoletos, y puede que al parecer algo impostados, y lo mal acostumbrados a los efectos especiales que estamos hoy en día, esto quite puntos a la película.
Sin embargo, cuando se estrenó, los efectos recibieron varias nominaciones a premios diferentes, entre ellos a los Oscar.


- Nota: 8'5/10






                                                                  · Ver trailer: click aquí






Podéis completar la crítica con vuestros comentarios y dejar sugerencias de películas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario