La fiera de mi niña (1938)

La fiera de mi niña es una comedia escrita y dirigida por Howard Hawks, director de Vivamos hoy, Luna Nueva y El sueño eterno.


David Huxley (Cary Grant) es un paleontólogo que está a punto de completar el esqueleto de un brontosaurio, además de estar a punto de casarse. Durante un partido de golf con una multimillonaria mujer, potencial subversora del museo para el que David trabaja, conoce a Susan Vance (Katharine Hepburn), una atractiva joven que intentará que David no consiga ninguno de sus dos objetivos.

Cary Grant y Katharine Hepburn forman una pareja de lo más carismática, como podemos ver en Vivir para gozar e Historias de Filadelfia.
En esta ocasión, la situación del protagonista se va complicando cada vez más, todo gracias a su compañera de reparto. Cómo la cosa se va poniendo cada vez más peliaguda, y cómo los personajes responden a ella, es la esencia de la comedia.
Como en la mayoría de las comedias de la época, los diálogos son frescos, rápidos e ingeniosos.

Cuando ésta se estrenó, no tuvo una buena recepción. De hecho, perjudicó notablemente al director Howard Hawks a la hora de realizar su siguiente película, y a Katharine Hepburn, que tuvo que pagar por la pérdida de dinero que supuso la cinta. Sin embargo, con el tiempo el prestigio de la película fue en aumento, hasta ser considerada una obra maestra y una de las mejores comedias de todos los tiempos (ocupa el puesto 88 en la lista de las 100 mejores películas según el American Film Institute).


- Nota 8/10








              Podéis completar la crítica con vuestros comentarios y dejar sugerencias de películas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario